Mi creatividad no fluye, bloqueos creativos

En varios momentos de la vida podemos tener bloqueos creativos. Por distintas circunstancias, la mente no puede focalizarse en el punto que yo denomino “cero”. Las razones pueden ser de distinta naturaleza, aunque muchas veces son todas juntas 🙂

  • BLOQUEOS EMOCIONALES: En general miedo a hacer el ridículo, o a equivocarnos, y está relacionado con una autocrítica personal negativa.
  • BLOQUEOS PERCEPTIVOS: Al percibir el mundo que nos rodea, lo vemos con una óptica limitada y reducida, no pudiendo observar lo que los demás, los creativos, ven con claridad. Podemos empezar a ver cómo destrabar este bloqueo perceptivo a través del conocimiento de la persepción visual y sus recursos gráficos. 
  • BLOQUEOS CULTURALES: Las normas sociales nos entrenan para ver y pensar de una manera determinada, lo que nos da una visión estrecha.
  • BLOQUEOS AMBIENTALES: Es difícil concentrarse en una tarea creativa en un lugar en el que estemos incómodos o en el que se nos interrumpa constantemente; el espacio físico es importante para todo ser creativo como así también el entorno humano.

En mi caso el remedio para liberar dichos bloqueos, fue seguir proyectando, trabajando, de alguna manera ir sacando esas capas de tela de araña que no me dejaban percibir claramente. Una vez encontrado el “punto cero” (equilibrio entre cuerpo y mente,  para generar un movimiento limpio y concreto) todo fluye creativamente.

Un cuadro no se acaba nunca, tampoco se empieza nunca, un cuadro es como el viento: algo que camina siempre y sin descanso.- Joan Miro-

Se podría intentar haciendo varias rutinas que postee en otra nota para empezar a liberar esas capas de polvo que no nos dejan ver/percibir para volver a crear.