Ser creativos, nos permite estar en continuo movimiento

La importancia de ejercitar la creatividad en cada uno de nosotros, es lo que nos permite mantenernos ágiles en el pensamiento, en la vida.

La pasión es nuestro motor creativo.
Salirse de la “zona de confort”: la creatividad implica intrínsecamente valentía, riesgo y atrevimiento.
La importancia de generar nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales, a través de la búsqueda del “elemento”

La técnica del proceso creativo incluye: Constancia, trabajo y
control.

CREATIVIDAD significa estar en continuo movimiento.

Habrá que experimentar. Estar alerta a las señales y generarse preguntas.
Levantarnos después de encontrarnos con los errores, o los caminos equivocados.
Disciplina en la gestión : los procesos de creatividad se caracterizan por un nivel elevado de esfuerzo, planificación, reiteración y retro-alimentación.

Beneficios de activar el “YO creativo”
– sentimiento de Libertad
– placer
– encontrar solución a los problemas

Definicion Creatividad: Es la habilidad de darle diferentes respuestas o soluciones al mismo problema

El arte estimula el desarrollo de la parte creativa del cerebro.
Todos los seres humanos, tenemos la necesidad de comunicar nuestros sentimientos y la manera cómo percibimos el mundo.
A los niños lo que les interesa no es el producto creado, sino vivenciar el placer de expresarse a través del arte, no es el fin, sino el medio de expresión lo más importante para ellos.

El arte es considerado una de las formas más naturales y espontáneas de la expresión infantil.
EL niño y la creatividad

Creando espacios activos modificantes a través del arte y el diseño

Los ambientes activos y modificantes favorecen el aprendizaje, el arte puede ser una herramienta muy positiva para el desarrollo de estos espacios tanto en el aula  como en la casa.

Partimos del principio:” Todos somos biológicamente creadores”

“Todos tenemos posibilidades de ser creativos e innovadores; biológicamente somos creadores, pero nos adaptamos al medio que nos toca vivir y ese medio puede fomentar la creatividad o no; en el caso concreto de la escuela, resultará creativa si dinamiza las potencialidades individuales, si favorece la flexibilidad mental, la originalidad, la inventiva, las nuevas ideas, la autonomía y, además, el desarrollo emocional y social” coincide Petra María Pérez, catedrática de Teoría de la Educación y miembro del Instituto de Creatividad e Innovaciones Educativas de la Universitat de València.

Los niños son naturalmente generadores de espacios modificantes, cuando se encuentran niños en un entorno, ellos mismos toman la iniciativa y generan sus propios mundos, sus interacciones, su crecimiento dentro de ese mundo, se sorprenden, ríen, aprenden generando diversos puntos de vistas de esas realidades creadas. Crean.

Es interesante notar que en esos momentos los pequeños están alegres y en permanente movimiento, a diferencia de lo que impone la cultura escolar donde se espera que permanezcan quietos, atentos y sin distraerse a lo que les dice la educadora y a las tareas que deben realizar, todo lo cual es imposible de lograr porque el niño y la niña son actividad pura. A medida que pasa el tiempo irán adaptándose y perdiendo la frescura de su indagación gratuita, que la hacen por el mero placer de aprender y que se complementa plenamente con el juego. Les encantan las emergencias, las incertidumbres y las improvisaciones.

La educación artística en los niños ayuda a promover estos espacios activos modificantes fácilmente. Ya que los niños usan el arte como una manera natural de expresión.

 

Cada estudiante y profesor es único e irrepetible gracias a su subjetividad, por lo que no debe inhibirse bajo ningún pretexto, sino desplegarse lúdica y rigurosamente, tal como el científico que busca y el artista que crea. Sin subjetividad no hay creación. (Csikszentmihalyi 1998)

 

Aquí es importante el papel que juega el mediador, el guía quien se ocupa en conocer las necesidades, características e intereses de sus estudiantes. En el taller de arte, el guía orienta el trabajo de cada estudiante a partir del lenguaje visual que cada uno va generando. Cada alumno tiene su propia forma de interpretar la realidad, y es ello lo que interesa potenciar. Siendo auto-críticos con la obra producida, independientes y encontrando alternativas para solucionar las problemáticas que se van presentando en el proceso creativo a través de las diferentes técnicas artísticas se logra una experiencia estética única, elevando nuestro ser al infinito.

El arte como experiencia.

Hacia 1934, el filósofo noerteamericano John Dewey postulaba una noción de “experiencia estética” que relaciona el arte con lo cotidiano, con el cuerpo, con la actividad y con la creación. Para Dewey, el arte no es algo lejano, esotérico, sino que tiene una función en nuestras vidas. El arte es una actividad experiencial, tanto en su producción como en su recepción. Las experiencias estéticas son manifestaciones de nuestro potencial para desarrollar una vida mejor, más digna, más inteligente, más justa.

Postular el arte como experiencia en la escuela lo sitúa al servicio de lo humano y su sensibilidad. Implica aunar en la enseñanza intelecto y emoción, sentimientos y razón, poniendo en acción todos los sentidos y el cuerpo, el cuerpo que juega, que late, y que también duele.

El arte está fuertemente ligado a lo vital, a la construcción identitaria, la expresión , la producción y el conocimiento.

Abordar el arte como experiencia en la escuela implica enseñar a los chicos, chicas y jóvenes a crear con sentidos propios, conectados consigo mismos pero a la vez involucrados con su entorno y con los otros; implica además asumir el reto de formarlos para que sean receptores lúcidos, críticos, curiososos, informados, deseantes y capaces también de vibrar de emoción.

La experiencia estética no se confunde con la técnica que utiliza el artista, ni con las que utiliza el destinatario que disfruta de la obra de arte. Para Dewey, todo conocimiento auténtico depende de la autocreación del sujeto originada por su propia creatividad.

La acción creativa es una interacción con el medio que nos modifica, desde los dibujos infantiles hasta las creaciones de Rembrandt exigen una adaptación activa al material externo que implica una modificación del individuo para incorporarlas a una visión y expresión individuales (Genari, 1997; Feeland, 2003, extraído del libro “El arte en la enseñanza” por Gabriela Augustowsky)

Las experiencias estéticas son así manifestaciones de nuestro potencial para desarrollar una vida mas digna e inteligente.

El arte forma parte de la vida cotidiana de la escuela y es un modo de conocer el mundo en el que intervienen las emociones, pero también la razón y el cuerpo.

Entonces, concebir el arte como experiencia significa diseñar actividades, proyectos, propuestas en las que chicos, chicas y jóvenes sean incitados a ocupar la escena en un movimiento que los involucre personalmente, íntimamente; que los convoquen de modo genuino a la construcción de sentidos propios para repensarse individual y colectivamente a través del arte.

El arte es un “hacer”, una acción, en los niños/niñas un lenguaje de expresión natural,  entonces si le dan a los alumnos algo que hacer, no algo que aprender; y si el hacer es de tal naturaleza que demanda el pensar o la toma de conciencia de las conexiones; el aprendizaje es un resultado natural.

La experiencia estética nos revela lo que es la creatividad

(según Alfonso López Quintás en la obra “El valor formativo de la experiencia estética“)

El hombre es un “ser de encuentro” (Rof Carballo); se constituye, desarrolla y perfecciona realizando encuentros con las realidades circundantes. Estas realidades pueden ser nuestras compañeras de juego y de encuentro si los vemos como “ámbitos”, no sólo como “objetos”. Esta forma de ver exige de nosotros toda una conversión, un cambio de ideal. Del ideal del dominio, posesión y control hemos de pasar al ideal de respeto, de unidad y de solidaridad.

La creatividad es siempre dual, supone un sujeto dotado de potencias y un entorno capaz de otorgarle diversas posibilidades. Una persona puede estar muy bien dotada, pero a solas no puede ser creativa. Necesita recibir posibilidades de fuera, es decir, de realidades que en principio le son distintas, distantes, externas y extrañas. El que interprete el esquema “dentro-fuera” como un dilema será incapaz de adivinar que es posible convertir lo distinto, distante, externo y extraño en íntimo sin dejar de ser distinto. Tal incapacidad le imposibilita para asumir activamente las posibilidades que le vengan ofrecidas. Esa asunción activa es la creatividad.

 

“Cuando se habla de fomentar la creatividad en la escuela no se está hablando de reforzar la enseñanza de las artes plásticas o de la música, sino de enseñar a salirse de las rutas trazadas, enseñar a innovar: “Creativo es quien produce algo nuevo y valioso, y ese algo no necesariamente ha de ser una obra de arte; puede ser una idea, una solución a un problema, un nuevo producto…”, explica Pérez.

 

Creatividad, talento, pasión artística

Esas relaciones mágicas que nos proveen tranquilidad a nuestro cerebro

El proceso para llegar a hacer una obra original

Punto 0

Cuando estamos comenzando a crear una obra, (llamémosle “punto cero”) tenemos una leve idea de lo que queremos hacer, o por ahí ninguna, pero en ambos casos nos ponemos a trabajar, comenzamos a bocetar, a manchar la hoja/tela/soporte, en resumidas palabras comenzamos a amasar la masa.

En ese momento comenzamos a comunicarnos con la materia. Nuestro consciente pasa a un estado inconsciente y se queda jugando allí con esa materia. Ese punto es el punto de pura concentración, el punto de tranquilidad, de seguridad que encontramos a la hora de estar creando algo.

Paso 1

Luego en un momento dado, salimos de ese éxtasis maravilloso para observar lo que hemos hecho, y nos asombramos. Vemos lo bueno y los errores que hemos cometido, y volvemos a sumergirnos en ese estado de pura belleza para solucionar los errores. Allí entra en juego el talento que hemos ido desarrollando, donde cometemos errores y nos damos cuenta de ellos para ir solucionándolos de manera adecuada y seguir avanzando.

Pasado un pequeño tiempo de desarrollo, hemos avanzado en la creación de esa pieza. En el “punto cero” no teníamos nada, eran solo pensamientos/palabras/ideas/miedos, ahora ya tenemos “algo material/visual” pasamos al “punto uno”.

A partir de ahí podemos estar opinando, corrigiendo, intercambiando datos, para que la obra me sorprenda, me emocione, y trabajamos sobre ella hasta que decidamos darla por acabada y podemos mostrarla, aquí la pasión por el arte es lo que nos da la fuerza para terminar la obra.

Paso 2

A partir de allí pasamos al “punto dos”: la obra es exhibida, la obra se comunica con los espectadores, y los espectadores con ella.

En el producto, obra final, podemos apreciar si hubo o no hubo creatividad, si existió la búsqueda de lo desconocido para traerlo al mundo, hacer realidad algo que en ese momento cero no estaba existiendo aún.

La creatividad es la creación de cosas nuevas, para ello hay que indagar, experimentar en lo desconocido para poder descubrir relaciones nuevas, allí surgen errores, correcciones, errores, correcciones, hasta llegar a obtener un buen resultado.
Ese proceso es propio de cada uno, es el camino obligado para desarrollar la creatividad, el talento que emociona.
La comunicación directa entre la materia y el ser humano, para obtener una obra artística bella, dependerá del talento, de la emoción que pueda transmitir el artista al espectador.

La pasión nos lleva a estar en constante movimiento de búsqueda de lo bello, potenciando el talento que cada uno tiene a través de esa inteligencia que deslumbra, que nos mantuvo alerta, intuitivos para poder resolver los problemas, dando sentido a todo lo experimentado, descubierto.

Hábitos diarios para artistas para destrabar la creatividad

Es importante mantener una rutina diaria para poder ejercitar nuestro yo creativo y mantenerlo en el tiempo, es un ejercicio mental que nos ayuda a mantenernos ágiles en el desarrollo cognitivo.

La escritora Danielle Krysa, ha compilado una colección de entrevista a todo tipo de artistas y como resultado ha publicado el libro “Creative Block“.

A continuación algunos hábitos diarios que pueden ayudar a desbloquear el punto creativo.

  • 1. Deja atrás la idea de que te tiene que quedar “perfecto” de entrada.
  • 2. Permítete divertirte en el proceso.
  • 3. No tengas miedo en hacer callar tu crítica interior.
  • 4. Entiende que vos mismo podes ser tu peor enemigo. No la obra.
  • 5. Pero no todos los límites auto-impuestos son malos. dentro de esos ciertos límites hay libertad y juego.
  • 6. Encuentra tu mandra y mantenlo cerca. Por ejemplo “un artista no puede fallar, es un éxito si ya eres uno”-fotógrafo alemán Matthias Heiderich
  • 7. Establece “tu” tiempo – por las mañanas me gusta tomar mates bien temprano y chusmear en pinterest.
  • 6. Y disfrutar de algunos vicios – salidas con amigos, intimidad, buenos tragos con buena música, etc. y luego es como si estuvieras recetado 🙂
  • 7. Humillese un poco de vez en cuando – “no soy un genio, y mi trabajo es el reflejo de mi particular yo interior”, al menos uno no se ofende con el pensamiento del otro.
  • 8. Cuando esta con la duda, pregunte
  • 9. Estar preparado para inspirarse en sitios mundanos
  • 10. Para aclarar tus ideas, tal vez te sirva limpiar tu espacio de trabajo primero.-

El resto de los hábitos en un próximo capitulo :), estén atentos! mientras el punto 7 a terminado por hoy 🙂

Igualmente presten atención a esto: Los momentos mágicos de creación, EUREKA!, por lo general ocurren luego de largos periodos de preparación, incubación y se destraban una vez que la mente está relajada.

Arte y diseño digital, juegos para pantallas táctiles

BuddhaFinger Game, iOs, android, windows
BuddhaFinger Game, iOs, android, windows

Participar en este proyecto, junto con la cooperativa de desarrolladores freelance de Lady Shotgun Ld. como la encargada del diseño, concepto gráfico e ilustración, fue todo un desafío para mi, que vengo del mundo artístico y del diseño gráfico, me divertí mucho creando los personajes, armando poses de Kung-Fu, y diseñando la interfaz visual del juego en si.Lograr una gráfica que permitiera entender rápidamente la funcionalidad de cada botón fue donde hicimos mayor incapié. Prestar atención a la experiencia de usuario UX fue fundamental.

Con una estética innovadora para este tipo de juegos, Buddha Finger, salió al mercado a finales de octubre de 2012 y ha llegado a estar junto con los mejores juegos para smartphones por ejemplo dentro de los Top 12 en 2012 por Virgin Media, entre otros.

En tienda de US Windows Phone Stores catalogado como -The Next Big Thing- en desarrolladores independientes 2013.

“this is a neat casual beat-em-up in which characters are defeated by swiping on-screen numbers in the correct order, occasionally tapping wildly when the icon demands. It has the feel of a Wario or Bishi Bashi mini-game and the crucial touch UI is wonderfully implemented. Due out in the autumn, this is really promising.” Keith Stuart | The Guardian online games blog

 

Acá les dejo una demo de este divertido y adictivo juego para touchscreen:

La prestigiosa revista Gamezebo nos dio un puntaje de 5 estrellas, acá les dejo en enlace para conocer más sobre las repercusiones online de este juego adictivo.

La revista de comics DC también nos publicó una nota donde se explica como fue la experiencia de desarrollar un juego digital de manera independiente > Entrevisa a los desarrolladores de Buddha finger

 

Distintos métodos para sacar el ser creativo de uno mismo

La concentración, representar en la mente una imagen que representa una sensación, es creación visual.

La proyección se un sentimiento reflejado a través de la expresión visual, es creación.

El arte, es creación de ese mundo propio del artista de acuerdo a patrones estéticos.

Continúa leyendo Distintos métodos para sacar el ser creativo de uno mismo